PSICOLOGIA HUMANISTA EN EL CONTEXTO SOCIOSANITARIO.

PSICOLOGIA HUMANISTA EN EL CONTEXTO SOCIOSANITARIO.

Juan Luis Santamaría Moncalvillo. PSICOBI – PSICOLOGOS EN BILBAO – PSICOTERAPIA EN BILBAO.

La Atención Geriátrica y Psicogeriátrica.

La psicología  humanista viene aportando a la atención geriátrica en España enfoques e intervenciones muy importantes de cara a la mejora y prevención  de los síndromes depresivos y demenciales. Es  pieza angular en el cuidado de las personas mayores dependientes  la relación profesional–persona mayor,  donde la escucha activa y la empatía son esenciales para el establecimiento de una relación de ayuda efectiva.

Es por esta razón que será muy difícil encontrar en nuestro entorno profesional de atención directa de la geriatría (enfermeras, médicos geriatras, psiquiatras, psicólogos, auxiliares, etc.) que desconozcan los fundamentos de la teoría rogeriana, e incluso la teoría de las necesidades humanas de Maslow cuya imagen clásica es difícil de olvidar por su trascendencia y alcance en contextos tan variados como la salud y la economía social.

Cabe señalar que los  manuales más importantes  de atención psicogeriátrica publicados en España por la Sociedad Española de Psicogeriatría (Agüera 2002), (Sánchez 2017) incluyen en su apartado de  terapias  no farmacológicas, terapias de corte humanista como el psicodrama, la validación, la psicoterapia interpersonal o la terapia de reminiscencias además de las terapias de corte psicodinámica y cognitivo-conductual.

Uno de los aspectos más destacables en la reciente evolución de la atención gerontológica en nuestro país ha sido la irrupción en la atención a personas mayores del modelo de Atención Integral de Centrado en la Persona (ACP). Se opta por esta denominación como traducción del término Person – Centred Care  ( PCC) , acuñado desde hace varias décadas y que viene siendo utilizado en campos como la salud, la atención a las personas con discapacidad o a las personas mayores que precisan cuidados de larga duración. Enfoque que los países más avanzados en políticas sociosanitarias (Reino Unido, Países Nórdicos, Canadá, Francia, Australia o Estados Unidos, entre otros) han señalado como elemento clave para la mejora de la calidad asistencial a las personas mayores.

Existe acuerdo en otorgar a la psicología humanista, concretamente a Carls Rogers y a la Terapia Centrada en el Cliente (Rogers 1961) el origen de la ACP (Martínez 2011).

La Terapia Centrada en el Cliente parte de la hipótesis central de que el individuo posee en sí mismo medios para la autocomprensión y para el cambio del concepto de sí mismo, de las actitudes y del comportamiento autodirigido. En este proceso de cambio Rogers enfatiza la importancia que tienen las actitudes y cualidades del terapeuta (capacidad de aceptación incondicional del otro, la empatía y la autenticidad) para el buen resultado de la terapia, donde un rol no directivo se considera un elemento esencial. 

En este campo surge entorno a los años 70 la Planificación Centrada en la Persona como un movimiento de reivindicación de los derechos de las personas con discapacidad y, especialmente, en torno a la normalización en países como Canadá, EE.UU. y Reino Unido. Su principal propósito era, y es, la defensa de la autodeterminación y la visibilización de las capacidades de este grupo social, procurando instrumentos y procedimientos que permitan conseguir dichos objetivos.

Por otro lado, Tom Kitwood en Inglaterra desarrolla el concepto de la atención centrada en la persona con demencia, (kitwood 1997) argumentando la urgencia de revisar los modos de atención a las personas mayores afectadas por síndrome demencial, desde una perspectiva humanista y desinstitucionalizadora basada también en los principios rogerianos.

Tom Kitwood fue el fundador del Grupo de demencias de la Universidad de Bradford. Junto a sus colegas diseñaron el Dementia Care Mapping, metodología destinada a evaluar la calidad de la atención en servicios para personas con demencia. Su discípula Dawn Brooker formula el modelo VIPS (acrónimo de Very Important People) que pretende dar cuenta de los elementos que componen la atención centrada en la persona (Brooker 2013).

En conclusión, el modelo ACP se ha tomado como referencia para mejorar la calidad de los servicios gerontológicos por diversas instituciones públicas y fundaciones privadas cuya finalidad es mejorar la atención a las personas mayores en la red pública y concertada de residencias y centros gerontológicos.

 Como ejemplos: El Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco y el impulso y desarrollo del modelo desde sus diputaciones forales. La Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias, la Fundación Pilares o la Fundación Matía, referente en investigación gerontológica nacional e internacional, entre otros.

        Psicología Humanista y Atención al Duelo.

Los cuidados paliativos que engloban la medicina paliativa, la enfermería paliativa y la psicología paliativa tienen como foco la persona sufriente emocional, física, relacional y espiritualmente (Saunders 1975). Los equipos médicos de cuidados paliativos llevan más de dos décadas formando en relación de ayuda a sus profesionales e incorporando la figura del psicólogo en dichos equipos.

La formación de todos los miembros del equipo incluye competencias en dar respuestas a las necesidades psicoemocionales del enfermo (SECPAL 2013) y de su familia, incluido el duelo y de manera especial los psicólogos (Barbero 2016). El establecimiento de una relación terapéutica de seguridad es pieza clave para la intervención en medicina paliativa y el enfoque del modelo humanista una vez más se hace ineludible en la adquisición de competencias de estos profesionales. El descentramiento, la autenticidad, la empatía, la congruencia, la flexibilidad y la no directividad rogerianas,   son habilidades  imprescindibles para realizar un trabajo tan profundamente humano como es el acompañamiento a morir, por ello los conocimientos y habilidades propuestos por Carl Rogers difícilmente quedan fuera del currículo de cualquier profesional de la psicología dedicado a la medicina paliativa (Thomson  2013).

Así mismo, la dimensión espiritual encuentra también en autores como Viktor Franlk y su logoterapia (Frankl 1967) una herramienta imprescindible para todos estos profesionales donde la búsqueda de sentido se hace tan necesaria.

Respecto al trabajo psicoterapéutico en duelo destacamos las importantes aportaciones del modelo humanista de la Gestalt a los trabajos en silla vacía que ya propuso la terapia Gestalt (Perls 1973), en los cuales profundiza y completa la psicoterapia integrativa (Erskine 2014). Institutos de formación relevantes en nuestro país como es el IPIR (Instituto de Psicoterapia Integrativa Relacional y perdidas) que realiza formación postgrado en colaboración con la Universidad de Barcelona basan su modelo asistencial  en la psicoterapia relacional integrativa humanista (Erskine 2012), (Payas 2010). Nos consta que la mayoría de los profesionales en activo de la psicología y medicina paliativa en nuestro país están formados en este modelo de acompañamiento al duelo.

EN PSICOBI:  PSICOLOGOS EN BILBAO – PSICOTERAPIA EN BILBAO ofrecemos atención al duelo desde un modelo de psicoterapia relacional integrativa.

Psicología Humanista y Relación de Ayuda en las Profesiones Sanitarias.

Son muchas las problemáticas y enfermedades de carácter crónico y que conllevan un extra de dificultad y sufrimiento donde el aspecto de la relación profesional-paciente se hace más relevante dada la continuidad de los cuidados o el impacto de la salud física en la salud psíquica y social de las personas. Mencionábamos arriba la importancia de la aproximación empática en los ámbitos de las personas mayores, de las enfermedades incurables y del acompañamiento en el duelo, pero también tenemos que sumarle la importancia que una relación terapéutica humanizada tiene en el ámbito de enfermedades crónicas como el SIDA, las adicciones, las enfermedades autoinmunes, las neurodegenerativas y las enfermedad oncológica cuando los tratamiento son largos, imprevisibles y agresivos.

Muchos de los profesionales sanitarios que trabajan en estos contextos están expuestos al quemado y  una formación humana sólida en valores hace que su desempeño sea más eficaz y de ayuda para los enfermos.

Las aproximaciones de la formación humanista frecuentemente vienen de manera complementaria tras el inicio de la carrera profesional de los sanitarios cuando la realidad del ser humano sufriente confronta los límites de la tecnología médico-sanitaria y nos enfrentamos con la complejidad sufriente del ser humano y la realidad de la muerte.

El counselling o consejo psicológico es una disciplina que ayuda en los procesos de relación médico- paciente, enfermera paciente y se nutre de desarrollos y propuestas que  provienen tanto de la psicología humanista como de la modificación de conducta y de la psicología cognitiva.

Una vez más añadir que la relación de ayuda centrada en la persona es un hito dentro del currículo de cualquier counsellor orientado a prevenir o modificar hábitos saludables. Una herramienta cuyos fundamentos son esencialmente humanistas es la entrevista motivacional  (Miller y Rollnik 1999) muy extensamente utilizada y conocida en España por los profesionales del ámbito de las adicciones.

En otro aspecto cabe señalar  que la enfermería moderna como profesión se basa en modelos de cuidado profundamente humanistas de origen anglosajón. Destacamos aquí la teoría de los 10 factores de cuidado de Jean Watson cuyas fuentes inspiradoras se encuentran en psicólogos humanistas como Maslow y Rogers entre otros. Esto lo podemos ver más concretamente en los factores  de desarrollo que propone para un cuidado integral de los enfermos: Cultivo de la sensibilidad hacia uno mismo y hacia los demás. Desarrollo de una relación de ayuda confianza. Promoción de la aceptación y expresión de los sentimientos negativos y positivos. Promoción de la enseñanza aprendizaje interpersonal.  Provisión del entorno de apoyo, protección y correctivo mental, físico, sociocultural y espiritual. Asistencia en la gratificación de las necesidades humanas y la permisión de fuerzas existenciales-fenomenológicas (Watson 2011).

Para finalizar Recordamos aquí la relevancia que históricamente ha tenido y tiene el Centro de Humanización de la Salud de los hermanos Camilos que bajo la dirección del Dr.  José Carlos Bermejo lleva muchos años formando, investigando y publicando sobre la importancia de práctica e importancia de la relación terapéutica  de ayuda  para profesionales sanitarios  en los ámbitos de la geriatría, cuidados paliativos, ética asistencial y duelo, además de promover la humanización en las instituciones sanitarias con fundamentados argumentos psicosociales (Bermejo 2013). Todo ello, desde un modelo inspirado en los Valores y métodos de la Psicología Humanista. Bermejo ha investigado también  el valor de la respuesta empática de los profesionales sanitarios en los contextos médico y de enfermería (Bermejo 2010, 2012,).

EN PSICOBI: PSICOLOGOS EN BILBAO – PSICOTERAPIA EN BILBAO ofrecemos formación en psicología humanista a los todos los profesionales de la relación de ayuda (psicólogos, médicos, enfermeras, educadores sociales, trabajadores sociales, etc.)

Referencias bibliográficas:

Aguera, L., Carrasco, M., y  Cervilla, J. (Eds), (2002). Psiquiatría Geriátrica. Barcelona: Masson.

Barbero, J., Gómez, X., Maté, J., y Mateo, D.(2016).  Manual para la atención  psicosocial y espiritual con enfermedades avanzadas. Obra Social La Caixa.

Bermejo, J.C. (2014 . Presencia Plena. Revista Chilena de Endocrinología y diabetes, 7(2), 64-65.

Bermejo J.C., Carabias, R., Villacieros, M., Belda, (2010). Efecto de un curso relacional sobre la elección de respuesta espontánea e identificación de respuesta empática en alumnos de medicina. Medicina Paliativa, 17(5): 262- 268.

Bermejo JC, Carabias R., y Villacieros M(2012). . Efecto de un curso de relación de ayuda sobre la elección de respuesta espontánea e identificación de respuesta empática en alumnos de enfermería. Gerokomos,  23(1):216-221

Bermejo JC., Villacieros, M., y  Carabias, R. (2013). Diseño y fiabilidad de una escala sobre la idea de empatía. Diferencias entre profesiones sanitarias y sociales. Acción Psicológica 10(2), 146-160

Bermejo JC.,  y Villacieros M. (2013). El compromiso de la humanización en las instituciones sociosanitarias. Actas de la Dependencia 9, 59-80.

Brooker, D. (2013).Atención Centrada en la persona con demencia. Ed. Octaedro.

Erskine, R. G.(2014). What do You Say Before Yoy Say Goodbye?. Psychotherapy of Grief. Transactional Analysis Journal. 44(4).

Erskine, R.G., Moursund, J.P., y Trautmann, R.L. (2012). Más allá de la Empatía: una Terapia de Contacto-en-la-Relación. Bilbao: Desclee de Brouwer.

Frankl, V.  (2014). Logoterapia y Análisis Existencial. Textos de cinco décadas Barcelona: Herder.

 Watson ,J.  Miriam (Ed 7). (2011). Edición en Español de la Septima Edicion de la Obra Original en Inglés Nursing Theorists and Their Work. Barcelona- España: Elsevier España S.L.

Kitwook T. (1997). Dementia Reconsidered: The person comes first. Open University Press.

Martínez, T. (2016). La atención centrada en la persona en los servicios gerontológicos. Fundación Pilares para la Autonomía Personal. (2016). Modelos de atención y evaluación. Madrid.

Martínez, T. (2011). La atención gerontológica centrada en la persona. Álava: Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco.

Miller, W , Rollnick, S. (1999)La entrevista motivacional. Barcelona: Paidós.

Monografías SECPAL (2013). nº 3 Enero 2013. Competencias Enfermeras en Cuidados Paliativos .SiOSi ed.

Monografías SECPAL (2013) nº 2 Enero 2013. Área de capacitación específica (ACE) y Diploma de Acreditación Avanzada (DAA)  en Psicología en Cuidados Paliativos, SIOSI 2013.

Perls, F. S. (1973). The Gestalt Approach and Eye Wittness to Therapy. Palo Alto CA: Science y Behavior Books.

Payas, A. (2010). Las tareas del duelo. Psicoterapia del duelo desde un modelo relacional integrativo. Paidós Psicología,  Madrid.

Rodríguez, P. (2013).La atención integral centrada en la persona. Colección Papeles de la fundación, nº 1. Madrid: Fundación Pilares para la autonomía personal.

Rogers, C. (1997). Psicoterapia centrada en el cliente. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica.

Sánchez M (coord.) . (2015). Guía Esencial de Psicogeriatría. Sociedad Española de Psicogeriatría. Editorial Médica Panamericana.

Saunders, C. (1975).The Care of the Dying Patient and His Family; documentation in Medical Ethics, no. 5 , published by the London Medical Group.

Thomson L, (2013).  En http://www.matiainstituto.net/en/un-modelo-integrativo-del-abordaje-psicologico-en-cuidados-paliativos.

Juan Luis Santamaría es Psicólogo Sanitario Certificado y Certificado Europsy en Psicología  y como Especialista en  Psicoterapia por la EFPA (European Federation of Psychologist Association).

Miembro de la Asociación Española de Psicogerontología  (AEPG) y de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología” Zahartzaroa”. IIPA (Asociación Internacional de Psicoterapia Integrativa) y APPHAT (Asociación de Profesionales de Psicología Humanista y Análisis Transaccional).

Es director de PSICOBI: psicólogos en Bilbao – psicoterapia en Bilbao.

Sin comentarios

Publica un comentario